¿Cómo se financian los videojuegos?

Cómo se financian los videojuegos

Los videojuegos son una de las formas más populares de entretenimiento en todo el mundo. Desde juegos casuales hasta títulos AAA, los videojuegos son disfrutados por personas de todas las edades y en todos los países. Pero, ¿alguna vez te has preguntado cómo se financian los videojuegos? ¿Cómo las empresas de juegos obtienen el dinero para crear estos impresionantes mundos virtuales que adoramos?

En este artículo, exploraremos las diferentes formas en que los videojuegos son financiados, desde crowdfunding hasta inversores externos y más.

1. Crowdfunding

El crowdfunding ha surgido como una forma popular de financiar proyectos de videojuegos. Una de las plataformas de crowdfunding más conocidas es Kickstarter. Los desarrolladores pueden presentar su juego en la plataforma e informar a los usuarios sobre su proyecto. Si a los usuarios les gusta el proyecto y deciden apoyarlo, pueden hacer una contribución monetaria.

En lugar de ofrecer acciones o recompensas financieras, los desarrolladores ofrecen una copia del juego o artículos exclusivos para los que apoyen el proyecto. Por lo tanto, los usuarios que creen en el proyecto tienen una gran influencia en el proceso de creación del juego y pueden tener la satisfacción de ayudar a crear algo de lo que pueden estar orgullosos.

2. Inversores y editores externos

A menudo, los proyectos de videojuegos dependen de inversores y editores externos. Estas empresas pueden proveer el capital necesario para crear un juego ambicioso y serio y asociarse con un equipo de desarrollo. En algunos casos, los inversores pueden ofrecer una contribución financiera a cambio de una participación en los ingresos futuros.

Sin embargo, la relación con un inversor o editor externo puede tener un impacto en la dirección creativa del juego, lo que puede ser una desventaja. El juego puede ser reorientado hacia un mercado más masivo y no corresponder con la visión original del desarrollador. Además, si el juego no es rentable en el mercado, es posible que el desarrollador pierda un cierto grado de control sobre su juego.

3. Microtransacciones y contenido descargable

Los micro-pagos y el contenido descargable son una forma cada vez más popular de financiar los videojuegos. Los micro-pagos son pagos relativamente pequeños que los usuarios hacen en el juego para acceder a contenido adicional, como armas, instrumentos de personalización y elementos adicionales en el juego.

El contenido descargable, por otro lado, es una forma en que los desarrolladores pueden agregar contenido nuevo y significativo a un juego, como nuevos personajes, niveles o tramas. Los usuarios pagan por descargar este contenido adicional, lo que puede ser una fuente rentable de ingresos para el desarrollador. Sin embargo, la inclusión de microtransacciones y contenido descargable también puede ser criticada por algunos como una táctica de marketing engañosa.

4. Publicidad y patrocinios

La publicidad y los patrocinios también pueden ser una forma de financiar los videojuegos. Si bien la publicidad en el juego (anuncios dentro del propio juego) es un enfoque común, los patrocinios pueden ser una forma más exclusiva y única de financiar un juego.

En algunos casos, un creador de juegos puede colaborar con una marca o patrocinador para crear un juego que promueva un producto específico o una línea de productos. Al incluir publicidad dentro de un juego, las empresas también pueden pagar un costo por clic o un costo por impresión para que su publicidad sea vista por los usuarios del juego.

En conclusión

Hay muchas formas en que los desarrolladores pueden financiar sus videojuegos, y cada una tiene sus pros y contras. Sin embargo, en última instancia, la forma en que se financia un juego puede afectar su dirección creativa, rendimiento financiero y cómo es visto por el público en general. Ya sea mediante crowdfunding, inversores externos, micro-pagos y contenido descargable, o publicidad y patrocinios, las diferentes formas de financiar un juego son una parte importante del proceso de creación de videojuegos en la actualidad.